Cristo de la Sangre (detalle), de autor desconocido, s.XVI. Parroquia de San Pedro el Viejo, Huesca (España).
Cristo de la Sangre (detalle), de autor desconocido, s.XVI. Parroquia de San Pedro el Viejo, Huesca (España).

Este servicio es gratuito tanto para los usuarios como para las parroquias

Evangelio de hoy

Lunes Santo

Seis días antes de la Pascua, Jesús se fue a Betania, donde estaba Lázaro, a quien Jesús había resucitado de entre los muertos. Le dieron allí una cena. Marta servía y Lázaro era uno de los que estaban con Él a la mesa. Entonces María, tomando una libra de perfume de nardo puro, muy caro, ungió los pies de Jesús y los secó con sus cabellos. Y la casa se llenó del olor del perfume. Dice Judas Iscariote, uno de los discípulos, el que lo había de entregar: «¿Por qué no se ha vendido este perfume por trescientos denarios y se ha dado a los pobres?». Pero no decía esto porque le preocuparan los pobres, sino porque era ladrón, y como tenía la bolsa, se llevaba lo que echaban en ella. Jesús dijo: «Déjala, que lo guarde para el día de mi sepultura. Porque pobres siempre tendréis con vosotros; pero a mí no siempre me tendréis». Gran número de judíos supieron que Jesús estaba allí y fueron, no sólo por Jesús, sino también por ver a Lázaro, a quien había resucitado de entre los muertos. [...] (Jn 12,1-11)

Evangelio del día comentado en evangeli.net

Santoral

San Marcos de Aretusa

Vivió durante el reinado del emperador Consantino en Aretusa. Demolió un templo pagano y en su lugar construyó una iglesia. Cuando Juliano el Apóstata ocupó el trono proclamó que aquellos que hubieran acabado con templos paganos debían reconstruirlos o, en su caso, pagar una fuerte multa. El Obispo Marcos huyó pero, al enterarse que algunos de sus fieles fueron aprehendidos, se entregó. El anciano sufrió azotes y toda clase de violencia, pero el conservó la calma y la furia del pueblo se convirtió en admiración. Lo dejaron el libertad y la población de Aretusa quedó impresionada con la fortaleza del obispo y se abrazaron al Cristianismo.

El santoral y el martirologio en buigle.net

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y el uso que se hace del mismo. Se han establecido cookies para el funcionamiento esencial de este sitio.

Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulta nuestra Política de privacidad.